Tu Consulta

Inicio

ergok SOBANE TME Edificio Diseño

Psicosocial 

Los turnos y nuestra vida.

Programas

Documentación
Links

Psicosociologia

Evaluación

Acoso Moral

Burn-Out

Trabajo a Turnos

Indice

1          INTRODUCCIÓN. GENERALIDADES

El trabajo a turnos es la condición de trabajo que más repercusiones tienen en la vida diaria . El trabajo a turnos o nocturno no existía hace 200 años, anteriormente a la industrialización se trabajaba mientras hubiera luz del día, pero posteriormente las necesidades de producción industrial y de rentabilización de equipos, máquinas e inversiones, hacen que éstas deban estar en constante funcionamiento, lo que obliga a que grupos de trabajadores se turnen durante el día, semana, mes, etc..., para realizar el trabajo. Actualmente los ritmos del trabajo están influenciados por: Aspectos económicos,  Aspectos técnicos,  Legislación y  Aspectos sociales.

Las largas jornadas de trabajo (de hasta 16 horas) se han reducido actualmente hasta las 7 horas debido sobre todo la tecnificación y a las reivindicaciones laborales. Hoy en día debe intentar armonizarse el tiempo de trabajo con el tiempo de ocio, intentando llegar a un equilibrio adecuado entre necesidades productivas e individuales. Por tanto el tiempo de trabajo actualmente no consiste en su limitación o reglamentación, sino en: El reparto equitativo del tiempo, La organización correcta del tiempo de trabajo y Adecuación del tiempo de trabajo a las necesidades sociales.

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo del año 1987, un 16,2% de la población trabajaba a turnos M-T-N. La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo indica que en los países de la CE serían unos 18 millones los trabajadores a turnos o nocturnos. Los sectores más afectados son: La sanidad (30%), Control de maquinaria en general (20%) e Industria (10%).

Las razones son varias:     Sociales (sanidad, policía, bomberos, etc....), Técnicas (imposibilidad de parar la producción en siderurgia, hornos, control de máquinas, energía eléctrica nocturna más barata.....)  o Económicas (rentabilización de maquinaria)

El los últimos tiempos se han estudiado los ritmos biológicos que se ven afectados por el trabajo a turnos, apareciendo una nueva ciencia: La Cronobiología. A las alteraciones patológicas que se producen por el trabajo a turnos las llamamos cronopatologías. El trabajo a turnos, en definitiva, altera los ritmos biológicos, apareciendo una serie de alteraciones biológicas de la salud, alteraciones de la vida privada familiar y social y alteraciones laborales.

El Estatuto de los Trabajadores define el trabajo a turnos como “Toda forma de organización de trabajo en equipo según el cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un periodo determinado de horas o semanas”. Asimismo se considera:

Trabajo nocturno: El que tiene lugar entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana

Trabajador nocturno: El que trabaja al menos 3h de su trabajo diario de noche o ,al menos una tercera parte de su jornada laboral de noche.

 

 De manera sencilla se puede definir el trabajo a turnos como “aquél que se desarrolla en una organización basada fundamentalmente en la sucesión de equipos de trabajo”. Es decir, necesitan distintos grupos de trabajadores para completar la jornada laboral completa, bien de 16 o de 24 horas. La sucesión de éstos turnos puede ser de varios tipos:

 Sistema discontinuo:  Se trabajan dos turnos (mañana y tarde), respeta el descanso del fin de semana.

 Sistema semidiscontinuo: Se trabajan 3 turnos (mañana, tarde y noche), los sábados incluidos.

No se trabaja los domingos.

 Sistema continuo: Se trabaja, mañana, tarde y noche, todos los días de la semana.

                                   Todos los días del año, incluidos los fines de semana. 

Este último sistema de trabajo es el peor sin duda alguna desde el punto de vista ergonómico y es el que existe en los hospitales, pero es el único sistema para garantizar el trabajo las 24 horas del día los 365 días del año.

  •  R.D. 1/1995 del MTAS. “Texto refundido del Estatuto de los Trabajadores”.

  •  Artº 26.1 de la Ley 31/95 de PRL referente al”trabajo a turnos y nocturno de la trabajadora embarazada”.

  •  Directiva 93/104/CEE, relativa a determinados aspectos relativos a la “organización del tiempo de trabajo”.

  •  R.D. 1561/1995 del MTAS, sobre ”jornadas especiales de trabajo”.

 

 Los seres vivos presentan unas variaciones periódicas en sus parámetros fisiológicos, son los ritmos biológicos que tienden a sincronizarse con el ritmo cósmico. Se llama ciclo nictameral o circadiano el que tiene una duración diaria, de 24 horas. Nictámero es equivalente a día.

Los ritmos biológicos según su frecuencia pueden ser de:

  • Alta Frecuencia: Con una duración menos a las 5 horas (Ej.: ritmos cardiacos, procesos enzimáticos....).

  • Media Frecuencia: Con una duración entre 5 horas y 2,5 días (Ej.: Los llamados ciclos circadianos diarios, entre 20 y 25 horas, por ejemplo los ritmos de sueño-vigilia).

  • Baja Frecuencia: Con duración superior a los 2,5 días (Ej.: El ciclo menstrual, el embarazo....)

 Los ritmos biológicos también pueden clasificarse en:

  • Endógenos: Regulan el equilibrio dinámico interno de los seres vivos.

  • Exógenos: Siguen pautas relacionadas con parámetros externos.

 Las características principales de los ritmos biológicos son:

  • Tienen una dependencia genética.

  • Son autónomos. Cada ritmo tiene su propia autonomía (persisten en condiciones “fuera de tiempo”, como permanencia en cuevas, etc....).

  • Tienen una cronoestructura distinta. Hay un cierto desajuste de fases para un mismo ritmo, que es una característica específica de cada persona.

 

Clasificación de los ritmos biológicos según el ritmo cósmico al que tienen que adaptarse: 

  1. Ritmos Terrestres: Son naturalmente circadianos o nictamerales.

 1.1.  Ritmo Sueño-Ensueños-Vigilia

Regula las sucesiones de actividad y reposo. Actividad = Día y Reposo = Noche. La vigilia tiene una duración aproximada del doble que el sueño (al revés que los felinos). Es el ritmo más influenciable por los factores externos.

Durante la vigilia:

  •            Aumentan las percepciones sensoriales.

  •             Aumenta el tono muscular.

  •             Aumenta la actividad eléctrica cerebral.                       Potenciado

  •             Aumenta la actividad cardiaca.                                  por la luz y ruido

  •             Aumenta la temperatura (por la tarde).

  •             Aumenta la tensión arterial.

Durante el sueño, pasa todo lo contrario: 

  •             Se produce una recuperación física y mental.

  •             Baja la tensión muscular.

  •             Baja la temperatura (entre las 2 y las 3 de la madrugada).

  •             Se reduce la actividad eléctrica cerebral.

  •             Se reduce la actividad cardiaca, la tensión arterial....

Esta fase se ve favorecida por la oscuridad y la disminución del ruido ambiental. Con el sueño se produce una relajación que recupera la fatiga. Es la fase que se llama de sueño lento o pasado y es recuperadora de la fatiga física. 

Los ensueños: Son fases oníricas del sueño que solamente se dan en los seres inteligentes (los oligofrénicos casi no los presentan). Las ensoñaciones representan el 25% de todo el periodo del sueño. Se trata de unas fases en las que se produce “un despertar interior” a un mundo imaginario propio. Tienen una gran importancia para la recuperación de la fatiga psíquica y en el mantenimiento de la propia personalidad. Cuando se sueña se desconecta del mundo real exterior y se conecta con el interior, por eso cuesta más despertar a las personas que se encuentran en esa fase de ensueño. Se llama también “sueño paradójico”, ya que la persona parece a veces que no está dormida: se mueve, habla a veces o emite sonidos ininteligibles, mueve los ojos, etc... La privación artificial de ésta fase del sueño destruye la personalidad y la memoria (se ha utilizado en torturas). Este ritmo sueño-ensueños-vigilia se ve muy afectado por sustancias psicotropas, como:

  • Estimulantes (anfetaminas), que aumentan la fase de vigilia.

  • Sedantes, que aumentan la fase del sueño profundo y existe menos fases de sueño paradójico.

  • Alucinógenos, que aumentan la fase de ensueños.

 1.2.  Ritmo corticosuprarrenal.

 El cortisol suprarrenal es máximo a las 6 de la mañana (al amanecer) y mínimo a las 6-7 de la tarde (anochecer). Es el más típico de los ritmos biológicos y tiene una cierta autonomía que le permite mantenerse en condiciones de “fuera de tiempo”.

 1.3.  Ritmos metabólicos.

En general, en la fase activa o diurna, aumenta la Tª, la glucemia y la actividad tiroidea y con el reposo sucede todo lo contrario. Existe con la actividad un aumento del catabolismo y del anabolismo con el reposo. La glucemia tiene su máximo sobre las 12 de la mañana.

     1.4.  Ritmos vegetativos. 

El sistema vegetativo también presenta variaciones cíclicas. La actividad del sistema simpático aumenta con la actividad y del parasimpático con el reposo.

 1.5.  Ritmos celulares

 Existe un mayor nº de mitosis y de la actividad del DNA en la fase de reposo

2.   Ritmos Lunares:

Son ritmos circatrigitanos o mensuales. Ejemplos: El ritmo menstrual, la duración de la gestación (9 meses lunares), etc.....

      3.      Ritmos solares:

Son ritmos circanuales (de año) y son determinantes en la vida de muchos animales y plantas. Ej.: En insectos, en animales que hibernan, en animales migratorios, las floraciones primaverales de las plantas, la salida o caída de la hoja de los árboles, etc....

4.      Ritmos artificiales:

El más representativo es el circaseptano (semanal). El ritmo semanal es el que requiere el cuerpo humano para adaptarse a un cambio de turno. Así son los ritmos laborales, escolares, etc... 

 Cuando por motivos laborales se está sometido a turnos de trabajo, se pueden producir una serie de modificaciones de los ritmos biológicos. Se producen unas alteraciones patológicas que entran dentro de los que podríamos llamar cronopatología laboral. Esta situación se produce cuando los trabajadores deben de trabajar de noche y descansar de día. 

En el trabajador nocturno se produce:

  • Desincronización del ritmo circadiano biológico natural, lo que a nivel práctico se traduce por una mayor predisposición a la fatiga.

  • Desincronización de los ritmos del sueño, ya que al trabajar de noche y dormir de día no se descansa tanto, y también:

  •  Desincronización horaria, con la vida familiar y social.

 Por lo tanto, un trabajador a turnos/nocturno tendrá tendencia a sufrir:

          Fatiga física, Psíquica y Mental, Problemas de sueño,   Problemas sociofamiliares.

 1.- Trastornos nerviosos

 Se producen una serie de síntomas típicos:

  •  Astenia física. Se caracteriza por quietud y abatimiento, además de apatía y laxitud.

  •  Astenia psíquica. Dificultad para hacer esfuerzos intelectuales con sensación de cabeza vacía, se cometen más faltas, errores....

  • Trastornos del humor. Tendencia al humor deprimido, falta de alegría.

  •  Trastornos del carácter. Comportamiento irritable con intolerancia para soportar pequeñas agresiones....

  •  Trastornos del sueño. Insomnio crónico con dificultad para el descanso diurno, lo que hace aumentar la fatiga.

  • Cefaleas matutinas

Todas estas manifestaciones se agravan y complican con manifestaciones de ansiedad y descargas de tipo vegetativo y somatizaciones: cefaleas, dolor precordial, epigastralgias, etc....

 2.- Trastornos del sueño.

 El sueño normal y fisiológico dura unas 7 u 8 horas y es nocturno. En él existen varios estadíos que son distintos según la profundidad del sueño.

 -         Existen fases de sueño lento, que son las que permiten el descanso físico y,

-         Fases de ensoñación o sueño paradójico, que permiten la recuperación de la fatiga psíquica.

 Las fases de sueño lento suelen variar según su profundidad y van desde 1 a 4 en una noche. Las fases de sueño paradójico suelen ser unas 5 y si disminuyen o desaparecen estas fases del sueño paradójico aparecerán los problemas de sueño y las patologías relacionadas con el mismo. Este problema también se suele dar en los trabajadores del turno de mañana que empiezan a las 6 y se tienen que levantar a las 5 de la mañana, justo cuando se están dando las últimas fases de sueño paradójico.

 Por tanto, para una adecuada recuperación física y psíquica se deben dar todas las fases del sueño, tanto en el sueño lento como en el sueño paradójico.

 Por otra parte, cuando se intenta dormir de día no descansa adecuadamente ya que no se llegan a dar todas las fases del sueño debido a la frecuencia de perturbaciones del mismo por las condiciones ambientales existentes (ruido, luz, etc...).

  Lógicamente la capacidad que tiene ésta situación para producir fatiga crónica dependerá también de una serie de factores influyentes como son:

  • La edad del trabajador.

  • El sistema de turnos.

  • Patologías médicas.

  • Problemas o colaboración familiar.

  • Mayor o menor ruido local o de la zona..... 

Toda esta serie de circunstancias hacen que el trabajador tenga problemas de sueño por los turnos y eso hace que vaya cayendo en la fatiga crónica.

 3. Trastornos gastrointestinales y del apetito.

 El horario a turnos afecta a la cantidad, calidad y ritmo de las comidas, lo que hace que este tipo de trabajadores sufran con frecuencia una alteración de sus hábitos alimentarios y como consecuencia, trastornos gastrointestinales más o menos severos.

 La causas son variadas pero entre ellas estarían:

  • Peor calidad de la comida.

  • Comidas rápidas en tiempo muy corto e inhabitual.

  • Mal reparto de alimentos en la jornada.

  • Comidas de excesivo contenido calórico y desequilibradas.

  • Abuso de grasas.

  • Consumo de tabaco y alcohol.

  • Mayor consumo de estimulantes para combatir el sueño....

  • A veces se aplazan o se saltan comidas (el desayuno después del turno de noche..)

  • A ello se suma que comen a disgusto, sin la familia, etc.... 

Los trastornos digestivos se dan en un 35% aproximado de los trabajadores nocturnos. Se suele producir lo que se ha llamado como “Síndrome dispéptico del trabajo alterno”, cuyos síntomas pueden ser muy variados:

  •  Digestiones lentas y pesadas.

  • Gastritis crónicas.

  • Tendencia al ulcus

  • Pérdida de apetito.

  • Alteraciones del tránsito intestinal, colon irritable...

  • Disquinesias biliares

  • -         Etc....

 Generalmente estas alteraciones son debidas a:

  • Desactivación fisiológica nocturna de la digestión.

  • Desactivación nocturna del metabolismo.

  • Falta de comidas ligeras y calientes, ya que las comidas pasadas y frías favorecen el enlentecimiento digestivo.

  • A veces con sumo de bebidas alcohólicas.

  • Cambio de los horarios de comidas con los turnos. 

 4. Otras patologías.

  •  -         Se ha comentado la posibilidad de agravamiento de la HTA y de los trastornos cardiacos con el trabajo a turnos, pero no está demostrado. Si que pueden aparecer secundariamente arritmias, palpitaciones, etc...

  • -         Puede también producirse a largo plazo una reducción de las defensas inmunitarias.

Es una de las consecuencias más importantes del trabajo a turnos y nocturno y la causa más frecuente de abandono de éste sistema de trabajo. Se suelen tolerar mal las consecuencias patológicas (trastornos nerviosos, del sueño, digestivos...), pero aún se tolera mucho peor la desincronización de la vida del trabajador con su familia, amigos, etc..., que éste sistema de trabajo habitualmente conlleva.

1.- Repercusiones familiares.

El trabajo a turnos tiende a marginar al trabajador y suele tener dificultades para actuar como padre o como madre. Muchas veces los horarios familiares se deben adaptar a su propio horario causando problemas a la propia familia. Esta situación es estresante para el/la trabajador/a, sintiéndose culpable de los problemas familiares que esa situación genera.

Cada turno, de M, T ó N, tiene sus repercusiones negativas para la vida familiar, sobre todo si se trata de mujeres jóvenes con hijos en edad escolar, aunque sin duda el peor para una madre trabajadora con hijos a su cargo es el de noche.

Pero según las distintas cargas familiares, el trabajo a turnos también tiene ventajas al favorecer ciertas actividades (deporte, cultura, otros trabajos, ocio, semanas de libranza que permite desplazamientos, viajes, etc...), por ello a veces es preferido, sobre todo por personal joven sin cargas familiares.

2.- Repercusiones sociales.

Según el turno que tengamos es difícil concertar citas, acudir a reuniones, espectáculos, etc..., a los que nuestras amistades sí pueden ir. La vida social casi siempre sigue un ritmo regular y habitual (generalmente por las tardes entre semana), que según tengamos el turno es difícil adaptarnos (sobre todo de tarde o de noche, ya que hay que marcharse antes para llegar a tiempo al turno, etc...). Tampoco podemos comprometernos a poner citas con amigos, nos dormimos mas fácilmente cuando podemos coincidir con otros.... Lógicamente todas éstas circunstancias las sufre la esposa, los hijos, los amigos, etc..., que van buscando soluciones para ellos y el trabajador va quedándose cada vez mas aislado socialmente. Opta casi sin darse cuenta a un ocio individual.

 3. Repercusiones laborales.

 El trabajador a turnos y nocturno, según las distintas características individuales y de situación, acaba con una serie de repercusiones en los ritmos biológicos, además de alteraciones del sueño y de la vida familiar y social. Este conjunto de factores afectan al estado emocional y del rendimiento del trabajador que ponen en práctica una serie de estrategias de adaptación. Si estas estrategias de adaptación no son capaces de controlar la situación y fallan, aparecerán los efectos crónicos físicos y psíquicos, dándose situaciones de astenia psicofísica, con las consiguientes repercusiones laborales:

  •  -         Disminución de la productividad y del rendimiento.

  • -         Disminución de la calidad del trabajo.

  • -         Aumento del nº de errores (se acentúa entre las 3 y las 6 de la madrugada).

  • -         Falta de transmisión o transmisión inadecuada de las órdenes al cambio de turno.

  • -         Aumento de la accidentabilidad (más en la gravedad que en la frecuencia).

  • -         Aumento del absentismo:   Por los problemas médicos que origina.

  • Por la tendencia aumentada a la ausencia y desconectar de la causa de su problema e intentar adaptarse a la vida sociofamiliar.

En el caso de los hospitales, el personal que debe trabajar a turnos está especialmente expuesto a las patologías derivadas del mismo. Generalmente en el trabajo nocturno de un hospital se dan una serie de circunstancias específicas que aumentan el problema, entre ellas se podrían citar:

  •  

  • -         Un aumento de responsabilidades por la noche.

  • -         Toma de decisiones obligatorias ante situaciones difíciles.

  • -         Actuaciones en ausencia del médico de guardia u otros responsables.

  • -         Ausencia de personal.

  • -         Un turno más largo (de 10 horas).

 Se trata de situaciones estresantes que se suman a las propias patologías del trabajo nocturno.

 

 

 

TURNO FIJO NOCTURNO

TURNO

SEMANAL

TURNO

MENSUAL

TURNO DE

3 DÍAS

ADAPTACIÓN FÍSICA

Buena

Muy mala (1)

Mala (2)

Buena

 

CRONOPATOLOGÍA

 

Escasa

Frecuente

Escasa

Escasa

ADAPTACIÓN

FAMILIAR

Muy mala

Buena (3)

Buena

Buena

ADAPTACIÓN

SOCIAL

Muy mala

Buena (3)

Buena

Buena

  • (1)   Constante inadaptación. La familia acaba adaptándose.

  • (2)   Tres semanas bien (una vez de haberse adaptado) y una mal (la de adaptación)

  • (3)   Algunas veces se adaptan bien pero otras mal (sobre todo si hay muchos turnos de tarde.

 La vigilancia de la salud de los trabajadores nocturnos es particularmente importante en los 6 primeros meses, que es cuando se empiezan a detectar las inadaptaciones. El Informe V de la OIT de 1989 sobre “Trabajo a turnos y nocturno”, refiere la importancia de conocer los síntomas de intolerancia y desadaptación al trabajo nocturno y tener en cuenta las alteraciones del sueño, trastornos del apetito y enfermedades como: Diabetes, epilepsia o psicopatías.

 Es necesario realizar un examen de salud previo para detectar antecedentes de trastornos digestivos graves (enfermedades inflamatorias enterocólicas, ulcus gastroduodenal...), alteraciones importantes del sueño de tipo idiopático o derivado de psicopatologías de entidad, epilepsia (se pueden desencadenar más crisis  por la fatiga o privación de sueño, diabetes (sobre todo insulinodependiente), que deben tener un ritmo de ingestas estricto, antecedentes psiquiátricos, cardiopatías isquémicas, etc....

 Trabajadores especialmente sensibles para el trabajo nocturno.

 -   Menores de 25 años y mayores de 50.

 -         Patologías:

  • Ulcus gástrico activo.

  • Colitis ulcerosa y Chron.

  • Patologías psíquicas con emocionabilidad inestable.

  • Psicopatologías severas.

  •  Endocrinopatías (Diabetes insulinodependiente).

  •  Epilepsia (mayor nº de ataques por la noche).

  •  Cardiopatías isquémicas (mayor frecuencia de ataques nocturnos).

 -         Circunstancias personales importantes:

  • Alejamiento del centro de trabajo (largos desplazamientos).

  • Personas que viven solas.

  • Personas que viven en zonas muy ruidosas.

 

 Las alteraciones fisiológicas que el sistema de trabajo a turnos produce están muy estudiadas, los métodos para el análisis o evaluación de los distintos factores negativos (psicológicos, sociales, etc....) del trabajo a turnos escasean, y muchos de ellos no están validados o están en periodo de estudio. La mayoría de estudios de éste tipo se basan en apreciaciones de los propios trabajadores.

Uno de los más citados en la bibliografía es el Standard Shiftwork Index (SSI) de Folkard y cols. Se trata de una batería de cuestionarios autoadministrados que contemplan las variables más significativas de la turnicidad:

  • -         Variables asociadas a la falta de sueño (nº de horas dormidas, horario en que se duerme, etc...), incluyendo síntomas psicofísicos referidos a la falta de sueño (fatiga crónica, sensación de vigor y energía, etc...).

  • -         Variables asociadas a la salud física (síntomas digestivos, cardiovasculares, enfermedades, medicación, hábitos tóxicos de tabaco, alcohol, cafeína, alteraciones menstruales, etc....) y mental (ansiedad, personalidad, test de salud global....)

  • -         Variables asociadas a la vida familiar y social (satisfacción/insatisfacción por la disponibilidad de tiempo para actividades sociales y familiares....)

 Se añaden una serie de variables moderadoras, como son:

  • -         Circunstancias individuales (edad, sexo, años trabajando a turnos, hijos o personas a su cargo, etc....)

  • -         Factores de la personalidad (si el trabajador es tipo “alondra” o “búho” o lo que los anglosajones llaman “mornigness/eveningness”, es decir, madrugador o trasnochador; o si es extravertido/introvertido; o las estrategias de adaptación al turno que ha desarrollado, etc....)

  • -         Información general sobre el sistema a turnos (secuencia, duración, frecuencia del trabajo nocturno, etc....) y del contexto del trabajo (tipo de tarea, situación dentro de la organización, etc...).

Una vez respondidas a todas las cuestiones planteadas se establece lo que se denomina “locus de control” o capacidad de control de las personas ante los efectos negativos del trabajo a turnos, es decir se consideraría que las expectativas de control pueden moderar los efectos de la turnicidad sobre el sueño, la salud, la vida social y la eficacia en el trabajo, ya que puede determinar la percepción individual y la respuesta a éstos problemas.

Basada en ésta teoría se ha desarrollado la escala de valoración del “locus de control” específico referido a la turnicidad (SHLOC, Shiftwork locus of control), que consta de una escala de 20 ítems que oscilan entre el acuerdo total y el desacuerdo total. Se valoran los factores del sueño, aspectos sociales, salud y trabajo. Es una escala que actualmente esta en estudio su validez predictiva.

 Siguiendo la clasificación de alimentos de la FAO/OMS, para una dieta equilibrada habría que comer diariamente: 

  • Dos raciones del grupo de la carne, pescado, huevos, legumbres, frutos secos.....

  • Dos raciones del grupo leche y derivados (leche, mantequilla, queso....)

  • Cuatro raciones del grupo de hortalizas y frutas.

  • Cuatro raciones del grupo del pan y cereales.

 Todo ello debe repartirse durante el día, teniendo en cuenta que en cada comida se deben incluir elementos de esos cuatro grupos. Esta misma tónica hay intentar inculcar a los trabajadores a turnos.  Sería aconsejable la intervención de un especialista en nutrición en éste tema, introduciendo consejos alimentarios a los trabajadores a turnos en lo que se refiere a la cantidad y la calidad de las comidas.

Tener abierto un comedor o zona habilitada para poder calentar o tomar comidas calientes en el turno de tarde y noche.  Se deben reducir la cantidad de grasas en la dieta, reemplazando los embutidos y fiambres por pollo frío, queso y fruta fresca.

 Desarrollar un plan de educación sanitaria que incluya los principios de una alimentación sana.

 Recordar que el alcohol no es un alimento y debería estar proscrito en todo tipo de trabajo.

 Mejorar las condiciones del trabajo a turnos supone actuar a nivel de la organización del trabajo, aunque debemos decir que no existe un diseño de turnos óptimo.

 Debe intentarse respetar al máximo los ritmos biológicos de sueño, vigilia y alimentación, para intentar disminuir al menos, las repercusiones fisiológicas negativas que el sistema a turnos supone. Más difícil será intervenir en la prevención de las repercusiones sociofamiliares que dependen de muchísimas circunstancias personales y familiares.

 Lógicamente el sistema de turnos deberá diseñarse según:

  •  El tipo de empresa (tamaño, ubicación, estructura, servicios, etc...).

  • El tipo de trabajo: físico, psiquico, repetitivo, vigilancia,...

 La organización de los turnos que se diseñe deberá hacerse en relación a la protección de la salud de los trabajadores y para ello deberían seguirse unas mínimas recomendaciones:

  • Dar intervención y opinión en el tema a los propios interesados previa información completa, para que pueden tomar decisiones respecto a sus necesidades individuales.

  • Los turnos deberán respetar al máximo los ciclos del sueño.

  • Los cambios de turno debieran situarse entre las 6 y 7 de la mañana, las 2 y 3 de la tarde y entre las 10 y las 11 de la noche.

  • Recomendable realizar ciclos de turnos cortos y cambiar de turno cada dos o tres días (menor alteración de los ritmos circadianos pero mayor desadaptación a la vida sociofamiliar por la elevada rotación).

  • Respecto al sentido de la rotación, sería más adecuado el de N-T-M, ya que el turno de noche enlaza con el de tarde y tiene más tiempo para dormir. Sin embargo el natural sería M-T-N.

  • Intentar que el número de mañanas o tardes del ciclo, sea mayor que el de noches (hacer menos noches).

  • Situar los descansos o libranzas después del turno de noche.

  • Limitar el nº de años en que los trabajadores estén a turnos.

  • Limitar la carga de trabajo durante la noche.

  • Evitar en lo posible tareas complejas o de elevada atención entre las 3 y las 6 de la madrugada.

  • Dar a conocer el calendario con la antelación suficiente.

  • Mantener juntos al mismo equipo que rota, procurando un buen ambiente de trabajo entre el grupo y facilitando las relaciones estables, dando participación a los trabajadores en la determinación de los equipos.

  • Incluir fines de semana enteros, a poder ser después de terminar las noches (uno de cada 4 al menos).

  • Introducir una pausa larga en el turno de noche para realizar comidas ligeras y calientes, a demás de zumos de frutas, etc...

  • Es conveniente también introducir pausas breves en la noche cada cierto tiempo.

 

 Uno de los problemas más importantes y con consecuencias de mayor trascendencia en el problema del trabajo a turnos es el de los trastornos del sueño. Existen una serie de medidas para mejorar el sueño en el que la familia tiene una gran importancia:

  • -         Disponer de espacios para dormir oscuros y silenciosos.

  • -         Mantener un horario regular de comidas.

  • -         Evitar comidas pesadas.

  • -         Evitar estimulantes como la cafeína.

  • -         Evitar el alcohol.

  • -         Hacer ejercicio regularmente. 

 Aunque no existen conclusiones sobre la bondad de estos nuevos sistemas, algunos que se están barajando son:

 1          La siesta nocturna:

-         Se trataría de realizar un periodo de descanso, durmiendo un rato, en el turno de noche.

-         Pero sería difícil establecer la duración de la “siesta” así como cuándo realizarla, aunque de descansar estaría mejor hacerlo sobre las tres de la madrugada.

-         En este caso sería muy importante la regularidad del “sueñecito”.

2          La semana reducida

-         Consiste en trabajar menos días a la semana pero más horas al día.

-         Resultaría una jornada laboral entre 9 y 12 horas.

-         Tiene el inconveniente de que en los días de trabajo apenas hay tiempo para el ocio personal y además el trabajo al durar más es más fatigante.

-         Se recomendaría en éste caso no superar las 9 ó 9,5 horas de trabajo al día ya que las jornadas de trabajo de 12 horas aunque favorecen el cálculo de rotación son extenuantes.

-         El aumento de la fatiga supondría un aumento de errores, de accidentes, etc....

-         Es mejor usar este tipo de turnos para trabajos muy variados y con el trabajo cerca del domicilio.

3          Los turnos flexibles

-         Son experiencias realizadas con “grupos autónomos temporales”, que consisten en diseñar un sistema de organización del tiempo flexible. Se ofrecerían diversos horarios de trabajo y el trabajador elegiría el que más le conviene.

-         Una ventaja es que reduciría el absentismo.

-         Pero un problema sería la complejidad de la organización de éste sistema de trabajo.

-         Lógicamente sería muy difícilmente trasladable a la sanidad.

Info@ErgoKprevencion .org

Documentación

Documentos:

Presentaciones 

LINKS

    INSHT- Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo

           NTP 502: Trabajo a turnos: criterios para su análisis                                              ESP

             http://www.mtas.es/insht/ntp/ntp_502.htm

           NTP 455: Trabajo a turnos y nocturno: aspectos organizativos                            ESP

             http://www.mtas.es/insht/ntp/ntp_455.htm

 

1. ISTAS -CCOO: documentos imprescindibles. Traducción al español del Cuestionario Copenhaguem: ISTAS 21: www.ccoo.es/istas

2. Agencia Europea de Seguridad y Salud. Varios documentos sobre factores psicosociales:   http://osha.eu.int/ew2002/ew2002.php?lang=en&id=4&sub=1

3. OIT- Ilo : Internacional Labour Organisation- Estrés http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/stress/iloactn.htm

4. CDC (centros control enfermedades EEUU) - OSHA: documento Estrés en el trabajo (en castellano): http://www.cdc.gov/spanish/niosh/docs/99-101sp.html

INSHT- Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo ( www.insht.es  )